Prospectiva en internet

La internet, una adolescente que se nos puede salir de las manos

Por:
Ángela María Correa Aramburo

Aventurarse a hablar del futuro de internet puede ser una tarea no muy grata y. sobretodo, nada certera. Asumo para esta reflexión que la internet se inicio en 1994, eso nos arroja como resultado una vida pública de un poco más de doce años, algo así como una adolescente, apenas iniciando su trasegar por este mundo.

El rápido desarrollo de internet, evidencia el alto nivel de simpatía que tiene entre sus usuarios, son todos ellos quienes con su participación han posibilitado el desarrollo de nuevas aplicaciones. Esta situación, en primer lugar, le garantiza algo muy importante cuando hablamos de su permanencia y desarrollo en el tiempo: el mercado.

Las posibilidades que la tecnología le otorga a la red en cuanto a convergencia le permitirán convertirse en el medio de comunicación de masas por excelencia. La integración de video, audio, texto, imagen pondrán en graves aprietos a las empresas de comunicación orientadas al desarrollo de productos impresos y de telecomunicaciones.

Al adquirir sitial de privilegio en el reñido mundo de las comunicaciones, con seguridad multiplicará el nivel de sus recaudos por concepto de publicidad, desplazando, y hasta desapareciendo, a medios que hasta el momento habían sido los preferidos de las agencias de publicidad. Esta situación, a mi modo de ver, añade una interesante variable: el poder.

Y como el poder seduce, con seguridad, en los próximos años, el número de amigos y adeptos a la red se incrementará exponencialmente, no sería desatinado afirmar que la totalidad de los pobladores del planeta en algún momento de sus vidas estará relacionada con la red, sin importar su lugar de origen, edad, género, grado de estudios, entre otros.

Todo este variopinto grupo de personajes tras la pantalla, contará cada vez más con herramientas y aplicaciones que posibiliten su interacción con y a través de este medio (blogs, wikis, flicks). Serán ellos mismos, con razón o no, quienes proveerán sin medida multiplicidad de contenidos que nunca se verán enfrentados a la censura, y que mucho menos, tendrán que afrontar el temor a colapsar una red con anchos de banda en permanente crecimiento. A mi juicio el mayor problema que tal vez estemos condenados a enfrentar, es que la red se convierta en una maraña de mal concebidos “monólogos” que a nadie interesen.
Y antes de que el asunto se convierta en la peor pesadilla de la humanidad, prefiero volver al presente. Respiremos. Miremos las cosas con tranquilidad. Apenas es una niña, esta llena de posibilidades, pero con muchas lecciones por aprender antes de que sea demasiado tarde. Apretemos inteligentemente la rienda para se convierta en un espacio de encuentro y aprendizaje que nos dignifique como seres humanos.

Y es ahí, precisamente, que cobra vida nuestro papel de comunicadores. La invitación es para que hagamos uso de nuestras destrezas como lectores de entornos, como intérpretes de realidades, como compañeros de aprendizaje, como habitantes de la red y, sobretodo como generadores y validadores de contenidos. Aprovechemos que todavía somos considerados centinelas de la palabra, para que con humildad y optimismo, legitimemos desde nuestros sitios web las inmensas posibilidades de construcción y desarrollo, que a todo nivel, nos ofrece la palabra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: